miércoles, 24 de octubre de 2012

Siempre a tu lado. Capítulo 3.


La hora de comer se acercaba, y aquellos chicos no parecían con gran intención de moverse, así que Leah decidió recoger sus cosas e irse a casa para volver a la tarde.
 - Claire, ¿me acompañas a por mis cosas? -preguntó a la enfermera.
 - ¿Ya te vas?
 - Sí, pero volveré a la tarde. No es que esté haciendo demasiado aquí y así comeré en casa.
La enfermera la acompañó al cuarto donde había dejado sus cosas y se puso la ropa con la que había venido que estaba casi seca.
Nada más llegar a la puerta, el griterío de las fans que se agolpaban allí a la espera de que sus ídolos se acercaran había aumentado notablemente.
 - La entrada sigue llena de fans, deberías salir por detrás. -le comunicó uno de los guardias.
 - Lo que me faltaba... ¿Pero van a salir por aquí?
 - No lo creo, si salen por aquí corren el riesgo de no llegar enteros al coche.
 - ¿Y no se lo pensáis decir?
 - Si se lo decimos irán a la otra puerta, ¿no crees?
 La joven se resignó y dio la vuelta a todo el hospital para salir por la puerta de atrás, pero nada más salir se fijó en que allí mismo estaba aparcado el coche con las ventanas tintadas que la había mojado. Y eso no era todo, si no que nada más salir del edificio, una de las puertas del coche se abrió, pero antes de que Leah volviera a entrar corriendo en el hospital, pudo ver la cabellera de aquel chico que tanto le había llamado la atención saliendo por aquella puerta.
 - ¿Tú? -preguntó incrédula.
 - Hola... -dijo él tímido.
 - Lo sabía, sabía que lo que estabais haciendo ahí dentro era un papel para sentiros mejores personas por un momento. ¿Qué quieres?
Liam la miraba interrogante, no entendía el por qué de aquellas acusaciones.
 - ¿Qué? No me mires así. Eres igual que todos los famosos, pasas un par de horas con niños enfermos para sentirte mejor persona y anotar una nueva "buena acción" a tu lista.
 - No entiendo por qué me dices estas cosas, pero bueno... Yo solo quería pedirte un favor.
 - ¿Que favor?
 - Ella. Quería pedirte que me ayudaras a volver a ver a Ella, me sentí identificada con esa niña.
 - ¿Con Ella? -preguntó ella nuevamente incrédula- ¿Qué podría tener en común un famoso con una niña que no tiene a nadie ni nada en la vida? Lo siento, pero no entiendo por qué tendría que ayudarte.
La cara de Liam tomó un ápice de tristeza que hizo dudar a Leah por un momento, pero no entendía a qué venía aquella proposición y no quería que Ella se ilusionara para que cuando él se cansara de visitarla, ella sufriera por no volver a verlo.
 - Piénsalo, ¿vale? Aquí tienes mi número.
Liam le entregó un pequeño papel en el cual aparecían su nombre y su teléfono, y giró sobre sí mismo para volver a subir al coche y perderse con él y sus amigos a lo lejos.
 - Lo que me faltaba. Primero me empapa y luego me pide ese favor. -murmuró Leah.
Los días pasaban y el instituto había vuelto a empezar, ya que se habían acabado las navidades.
 - Leah, ¿hoy irás al hospital? -le preguntó su madre.
 - Sí, mamá, ya te he dicho que puedo ir al instituto e ir allí igualmente.
 - Hija, estás en tu último curso y de ello depende que puedas ir a la universidad o no.
 - Mamá, ya lo sé, ya me lo has repetido miles de veces, pero no voy a dejar sola a Ella. Se lo prometí.
 - No entiendo el por qué de ese compromiso con esa niña.
 - Si vinieras conmigo algún día te darías cuenta de que aquella niña es especial. No puedo dejarla sola. Lo siento.
Su madre salió de la habitación resignada y ella comenzó a recoger sus cosas para salir hacia el hospital, pero colocando los libros sobre su escritorio, un pequeño papel cayó al suelo. Era el papel que Liam le había entregado con sus datos. Lo miró pensativa unos segundos, pero después de negar con la cabeza, lo colocó de nuevo sobre el escritorio. Pero en seguida se dio cuenta de que su hermana, que era directioner, cada vez que necesitaba algo iba a su habitación y lo revolvía todo. No tardaría en encontrar aquel papel.
 - ¿Donde te escondo? -murmuró observándolo.
A pesar de que estaba casi convencida de que no usaría jamás aquel número, algo dentro de ella le imploraba que no se deshiciera de aquel papel.
Tras dar varias vueltas y observar su habitación, se decantó por esconderlo entre unos libros de cuando ella era pequeña que llevaban años allí guardados.
 - Perfecto. -sonrió mirando su trabajo.
Se cambió de ropa, cogió su bolso, sus cascos y su móvil, y se dirigió hacia la puerta.
 - Me voy, mamá. Hazme algo rico para cenar.
 - No llegues muy tarde...
 - Y si ves que está muy oscuro llámame y voy a por ti. -la interrumpió imitando su voz- Lo haré, mamá. ¡Te quiero!
 - Adiós, cariño.
Ya en el hospital, Leah se encontró con Ella nada más llegar.
 - ¿Qué haces aquí, pequeña?
 - La vamos a llevar a hacerse unas pruebas. -interrumpió uno de los doctores.
 - ¿Pasa algo?
 - No, no, para nada. Son rutinarias.
Leah sonrió a aquel buen hombre, y se puso a la altura de Ella.
 - ¿Te espero en tu habitación?
 - Sí. -dijo la pequeña abrazándola.
La chica se encaminó hacia la habitación de la niña y se acomodó en el sofá que había allí.
Las horas pasaban y la niña no volvía, lo cual empezaba a aburrir a la chica así que decidió ojear algunas de las revistas. Todas hablaban de los chicos que habían estado allí días atrás.








Bueno, bueno, bueeeeeeeeeeeeeeno, ahora llega lo mejor jiji

17 comentarios:

  1. Es genial esta novela me re gusta...Sos genial escribiendo novelas son las mejores novelas que lei :D
    Besos
    Angie

    ResponderEliminar
  2. Me encanta *_____* Necesito el siguiente a la de ¡YA!
    Un besito <3

    ResponderEliminar
  3. Awwww me encanta, cada vez está mejor.Siguiente ya.Un beso.

    ResponderEliminar
  4. me gusta mucho tu novela bueno todas por favor puedes decir cuando subiras el próximo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé, intentaré subirlo el viernes :)

      Eliminar
  5. Aaaaaaaaaaaaaaaw me encanta Ella es tan sfxdghjk :D
    Necesito el siguiente ¡Y PRONTO!

    ResponderEliminar
  6. Sube rapido yyaaaa!!!! Padrisimaaa!! XD

    ResponderEliminar
  7. valla no sabia que me ibas a responder es que normalmente no responden en las paginas ,pareces maja aunque no te conozca y me gustan tus historia a soy sara la de el otro dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja yo suelo contestar cuando tengo tiempo!
      Muchas gracias, Sara :))

      Eliminar
  8. joderjoderjoderjoderjoderjoderjoder!♥
    MENCANTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!*_*
    Porque Liam se siente tan identificado? Dios es una ternura Liam!*-*
    i Ella pordios, una niña mas mona i tierna*-* dkjsghsdjkghdjskghsdjkghsdgjksdhgdk
    quiero el siguiente porfis$: i que Leah no sea tonti i lo llame!
    LA AMO♥ sube pronto porfis!$:

    ResponderEliminar