miércoles, 18 de abril de 2012

Mi pesadilla. Capítulo 25.

 - ¿Contigo solo?
 - Sí, pero si quieres puedes acompañarme.
 - ¿Quieres que vaya?
 - No hace falta, además no creo que sea buena idea, no quiero que te mate nada más verte conmigo...
 - Que graciosa... Bueno, esto ya está, ¿cenamos?
Pusimos entre los dos la mesa y cenemos, para después sentarnos en el sofá y ver la tele juntos.
 - ¿Cuando vuelve Louis? -pregunté.
 - Mmmm..., no sé...
En ese momento tuvimos nuestra propia respuesta, la puerta se abrió y los dos miramos como Louis cargado con sus maletas entraba.
 - Necesito ir al baño con urgencia. -dijo nada más cerrar la puerta.
Vimos como se encaminaba al baño, pero antes de entrar, comenzó a caminar marcha atrás y nos miró boquiabierto.
 - ¿Qué está pasando aquí? ¿Por qué tú...y tú...? ¿Qué hacéis abrazados?
Harry y yo, nos miramos y no pudimos evitar soltar una sonora carcajada.
 - Ve al baño, luego te lo explicamos todo.
Aprovechando que Louis se metió en el baño, yo me levanté.
 - ¿A donde vas?
 - A dormir, se lo explicas tú a Louis, ¿verdad? -reí.
 - Sí, huye...
 - Igual que tú con mi tío, estamos en paz. Buenas noches.
Me encaminé hacia mi habitación, pero a los dos pasos escuché como carraspeaba y sonreí.
 - Se me olvidaba...
Me acerqué a él y le di un beso corto.
 - Ahora sí. Buenas noches, pequeña.
Los días pasaron bastante rápidos desde aquel momento, a pesar de que Harry y yo estábamos bien junto, solo lo sabían los chicos, Sam y mi tío. Yo había dejado a Tom con la excusa de que tenía dudas y quería estar sola, y dedicarme a estudiar, y Harry se limitaba a negar todas las relaciones que salían de la nada.
 - No entiendo por qué no podemos decir la verdad, no quiero que sigan emparejándome con cualquiera.
 - No quiero que Tom se entere, no se merece que le haga daño.
Había decidido mantenerlo en secreto por él y bueno, porque todavía no había vuelto a hablar con mi tío del tema, pero sobre todo porque no quería que Tom pensara que había jugado con él.
Aquella mañana me había levantado temprano para pasar por casa de Sam e ir juntas a la universidad. Nada más salir de la habitación para coger algo para desayunar me encontré con Harry y Louis desayunando.
 - ¿Te vas? -me preguntó Hazza.
 - Sí, tengo que ir a casa de Sam y después iremos a la universidad. ¿Vosotros vais a hacer algo?
 - Tenemos una entrevista ahora. -contestó Lou- ¿Vendrás a comer con Sam?
 - No, hoy llega Simon, tengo que hablar con él.
Me despedí de los dos y salí camino a casa de Sam. No tardé más de 10 minutos en llegar en metro.
 - Cualquiera diría que la gran Gabriella Cowel utilizaría el metro.
 - ¿Qué? Es muy cómodo y no tengo que hablar con conductores insoportables.
 - ¿Sigues rehuyendo a Peter desde que os vio a Harry y a ti...
 - Oh, cállate. Y bueno, cuéntame, ¿qué tal el viaje con Louis? Llevas días aquí y todavía no me has contado nada.
 - ¿Y él?
 - Bueno, él se lo contó a Harry delante de mí, pero yo quiero escuchar tu versión que seguro que es más bonita.
 - ¿Más bonita? Pues, a ver, me llevó a París y bueno, no hicimos nada importante, fue un viaje de novios... Ya sabes, me trató como un reina, es perfecto...
 - Oh, que bonito... Vas a comer hoy, ¿verdad?
 - Sí, me invitó él, me dijo que quería pasar tiempo conmigo que en nada tenía la gira...
 - Sí, empiezan en un par de semanas...
 - Lo voy a echar de menos...
 - Y yo a Harry..., bueno, y a todos...
 - Bueno, pero ahora todavía no se han ido, ¿no vas a comer tú?
 - No, llegó anoche mi tío y quiere que hablar conmigo esta tarde.
 - ¿Tienes miedo?
 - ¿Miedo por qué? No, yo conozco mejor a Harry que él, no me va a decir lo que tengo que hacer.
Las dos entramos en clase y pasamos la más eterna de todo el curso, ella quería ver a Louis y yo quería que llegara el momento de hablar con mi tío, pero al fin llegó el final y pudimos salir.
 - ¿Te veo mañana?
 - Si no os movéis de casa en toda la tarde no creo que llegué más allá de media tarde, ya sabes que mi tío siempre tiene trabajo...
 - Bueno, pequeña, cuando acabes de hablar con él llámame y cuéntame todo, ¿vale?
 - Vale, Sam. Gracias.
La abracé y me despedí de ella. A pesar de que no pásabamos demasiado tiempo juntas, ella siempre iba a ser la persona más importante de mi vida por encima de cualquiera, ella era la única que había estado en todos los momentos de mi vida, felices y tristes. Ella era la única que me complementaba a la perfección, la única que me entendía o que al menos hacía lo posible por entenderme.
Nada más salir del campus, cogí mi teléfono y marqué el número de mi tío. Enseguida me contestó, me dijo donde nos veríamos y colgó. Paré un taxi y me dirigí hacia la dirección que me había dado. Nunca me habría imaginado que me diría lo que me iba a decir.


Lo siento! Es super soso, pero es que es de enlace jajajaja. Un besito :)

6 comentarios:

  1. Me encanta!<3 Espero que si este es de enlace el siguiente sea muy guay! Sigue escribiendo que llegaras muy lejos!<3

    ResponderEliminar
  2. Hola, me encanta ,es muy chulo lo que escribes :)
    Podrias escribir una novela del Liam o del Zayn, esque me encantan, seguro que la arias super romantica<3

    ResponderEliminar
  3. hola!!!!
    que hermosa tu nove...
    me muero de la intriga por saber que dira simon..
    sigue adelante es hermosa tu nove..
    besos
    cuidate mucho!!

    ResponderEliminar
  4. Este puede que sea soso pero siguen siendo increible*-*
    Y si este es soso el siguiente serà increible!$:
    Dios adoro tus novelas enserio! Eres increible!
    Adoro la buena pareja que hacen Louis & Sam y Harry & Gabs!*___* <3

    ResponderEliminar