domingo, 2 de octubre de 2011

Capítulo 87.

Los dos siguientes días pasaron super rápido. No tuve noticias de los chicos y bueno, necesitaba salir a tomar un poco el aire, llevaba tres días encerrada sin ver ni a Ariel ni a Helen.
El día en el que volvían los chicos decidí ir antes de comer a hacer la compra, no había nada y supuse que traerían hambre, sobre todo Niall.
Fui al supermercado y entre unas cosas y otras volví a casa cargada de bolsas, me dolían los brazos de cargar con ellas.
Cuando llegué a la puerta, para mi sorpresa estaba abierta. Ya habían llegado.
- ¿Donde estará esta niña? -preguntaba Louis.
- A lo mejor ha ido a algún sitio -contestó Liam.
- ¿De quien habláis? -dije yo desde la puerta de la cocina con una gran sonrisa.
Los dos corrieron a ayudarme con las bolsas y Louis me abrazó como si llevara años sin verme y Liam igual.
Al rato aparecieron Zayn y Niall que también me saludaron muy calurosamente, el que no aparecía era Harry.
- Bueno, ¿y Harry?
- No sé, cuando llegamos subió, dijo que estaba cansado...¿que hora es? -dijo Louis.
- Las 12, ¿no habías quedado hace media hora con Ariel? -contestó Niall- Y YO CON HELEN, MIERDA.
Los dos corrieron a cambiarse y se fueron, yo me quedé hablando con Liam y con Zayn que me contarón cosas de la gira y me estuvieron preguntando que por qué no había ido, no supe que contestar...
- Realmente, no fui porque no quería molestar...
- ¿Molestar? Si vivimos contigo...¿como nos vas a molestar? -dijo Liam sorprendido.
- No sé...igual yo...
- Oh por favor, no sabes lo que te hemos echado de menos, ¿has escuchado mi mensaje?
- Oh Zayn, es cierto, lo siento se me olvidó contestarte, he estado muy rara estos días, casi no he salido de mi habitación y me he alimentado a base de comida precocinada.
- ¿Como? Ahora mismo me pongo a hacer una comida sustanciosa -dijo Liam y yo me reí.
- Gracias Liam, bueno...voy a subir a ver a Harry...Zayn, después me cuentas que ha pasado ¿vale?
- Sí, corre, no te preocupes.
Subí corriendo a la habitación de Harry, entreabrí la puerta para que no me viera y lo vi tumbado en la cama mirando al techo. Golpeé la puerta.
- ¿Se puede? -dije cuando la abrí.
- Ya estás dentro.
- Si quieres me voy...-no contestó.
- No, espera, vuelve -dijo levantándose cuando estaba a punto de cerrar por completo la puerta.
Me agarró del brazo y los dos nos quedamos mirándonos, lo abracé y él me respondió.
- Te he echado tanto de menos... -le dije.
- Y yo a ti, cariño, y yo a ti pero... -se separó.
- ¿Pero que?
- ¿Quien es Robert?
- ¿Quien es la chica que me llamó desde tu móvil?
- ¿Desde mi móvil? No lo sé...
- Oh vamos Harry, ¿piensas que me voy a creer que no sabes quien tiene tu teléfono?
- Tranquilízate, primero me cuentas quien es Robert y yo te cuento la historia de mi teléfono.
- No gracias, no me interesa -salí y di un portazo, bajé corriendo las escaleras y me fui.
¿Que se supone que estaba haciendo? No quería decirle eso a Harry, tenía ganas de volver a casa y perdile perdón pero, quedaría como una histérica...

3 comentarios:

  1. AAAAAAAAAAAH. Quiero más, me encanta :3

    ResponderEliminar
  2. Solo decirte que no puedoo parar de leeeerlo! eres fantasticaaa!

    ResponderEliminar