martes, 3 de enero de 2012

"Cuando la vida te sonríe" Capítulo 21.

Carrie se acercó tímidamente a ellos, bajo la atenta mirada de Louis.
- Ho...hola... -dijo ella.
Alana y Zayn se miraron, y seguidamente, miraron a sus dos amigos. Carrie estaba completamente roja y se la notaba nerviosa, y por otra parte, Louis no podía dejar de mirarla, estaba como hipnotizado.
- Hola... -susurró él.
Estuvieron un rato en silencio, mirándose sin decir nada, hasta que Alana y Zayn, decidieron poner fin a ese momento e interrumpieron.
- ¿Nos vamos? -preguntó Zayn.
Carrie bajó de la nube en la que estaba en ese momento, volviendo a la realidad y miró a Zayn.
- Sí, será lo mejor.
Louis seguía mirándola y ella se puso nerviosa, ni siquiera podía aguantar ya la mirada del chico y giró sobre sí misma para irse.
- Oh, perdón.
- Joder, no sabes...
Carrie había chocado contra un chico que había conocido la última semana de verano, antes de volver a España.
- ¿Carrie?
- ¿Ed?
- No me lo puedo creer, pensé que no iba a volver a verte.
- Lo siento, me fui sin despedirme..., de nadie.
Esto último lo dijo mirando de reojo a Louis, el cual, la miraba intermitentemente a ella y a Edward.
- ¿Y como has vuelto? Pensaba que ibas a estudiar en España.
- Sí, yo también lo pensaba, pero he vuelto para seguir estudiando aquí.
- Bueno, ahora tengo que irme, pero..., ¿qué haces esta noche?
Louis se tensó y todos los notaron, todos excepto Edward que seguía con una radiente sonrisa en su cara.
- Hoy no creo que pueda, todavía estoy buscando un piso donde vivir con Ali, ¿te acuerdas de ella? -dijo mientras la señalaba.
- Ah sí, claro. Hola, Ali.
- Hola, Ed.
- Bueno, no quiero molestar más, pero, ¿sabes qué? En mi edificio se vende un piso y se alquila otro. Quizás os interese.
Carrie se giró buscando la aprobación de Alana, ella quería vivir en aquel edificio. Era un edificio céntrico, lo conocía perfectamente, y lo más importante, estaba cerca del lugar donde residían los chicos.
Finalmente, Alana asintió y Carrie le devolvió una sonrisa, mientras Louis no dejaba de ver aquella escena intentando controlar sus nervios.
- Sí, supongo que nos interesa...
- No se hable más, os llevaré hasta allí.
- Yo tengo coche, podemos ir en el mío. -interrumpió Louis, mientras sacaba sus llaves y las enseñaba.
- Bueno, no quiero ser molestia...
Carrie miró con odio a Louis y volvió a mirar a Edward.
- No eres molestia, iré yo contigo y ellos en el coche de Louis.
Alana sonrió a su amiga con aprobación y Louis, cada vez, tenía peor cara, en cualquier momento iba a explotar.
Por otro lado, Harry había llevado a Carmen a un sitio muy especial para ella.
- Harry, ¿se puede saber a donde vamos?
- Estamos a punto de llegar, ya lo verás.
Carmen no dejaba de mirar por la ventana de aquel coche. Harry la había llevado hasta un coche que los esperaba, y sin dirigir ni una sola palabra con el conductor, arrancó y tomó camino.
- ¿Estás nerviosa?
- Un poco..., ¿no me vas a dar ni una sola pista?
- No quiero que pienses en pistas en el camino, prefiero que pienses solo en mí.
Se acercó a ella y comenzó a besarla, los labios de ella siguieron el movimiento dulce de los de él, y los dos se embarcaron en un beso que no parecía tener final, pero que sí lo tuvo, el conductor les avisó de que ya habían llegado.
Carmen miró entusiasmada por la ventana y su cara de iluminó como si fuera una niña pequeña.
- Esto es increíble.
- ¿Te gusta?
- ¿Que si me gusta? Llevo meses ahorrando para poder venir, la semana pasada, mi madre me pidió dinero porque le hacía falta y pensé que nunca iba a venir.
Una lágrima de felicidad recorrió su mejilla y Harry la limpió con una gran sonrisa.
- Para eso estoy yo aquí, para cumplir tus sueños.
- Te quiero, Harry.
- Y yo a ti.
Se volvieron a besar, y salieron del coche.
Harry la había llevado a ver la obra del Cascanueces en el teatro más prestigioso de todo Londres. Carmen disfrutó como una niña allí dentro, era uno de sus sueños y otro de sus sueños, uno del que no tenía esperanzas de verlo nunca, se lo había cumplido. Estaba radiante.
Cuando salieron del teatro, Harry se paró a saludar a varias celebridades, que también habían acudido al teatro.
- Bueno, ¿nos vamos a casa? -preguntó ella.
- ¿A casa? No, todavía quedan sorpresas.
Harry la llevo a un gran restaurante, donde cenaron como nunca. Carmen estaba embobada ante todo aquello y Harry no podía dejar de sonreír al verla tan feliz. Al fin y al cabo, su felicidad ahora dependía de ella.












Hola, hooolita! Sí, lo sé, hace mucho que no subo, pero comprendedme! Estamos de vacaciones y yo soy la vagueza personificada! Jajajajajaja 

6 comentarios:

  1. No lo jures pequeño duende! Jooooo, se nota que te gusta vernos sufrir... eres malvada que lo sepas :( Me imagino a Louis y a Carrie en ese momento.. tensión a tope de power! D:
    AY SIGUIENTE!

    ResponderEliminar
  2. DIIIIIIIIIIIIIIIIOS*____*^
    El Ed este tenia que aparece justo ahora! diios que hablen de una vez, que Louis la invite a cenar o algo!DJGODSBNVJBSFUGJOERNLBSRJ*-*
    MENCANTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!
    el siguiente porfavor<3

    ResponderEliminar
  3. Hola, me encanta, quiero más capitulos. Quiero saber que pasa con Louis, quiero saber que hacen. Venga, besis.

    ResponderEliminar
  4. holis..
    awww amo tus noves me encanta...
    creo que es la primera vez que comento aunque me e leido todas tus noves, lo hice en tres dias jeje en serio es genial...
    amo la forma en como escribis, segui adelante..
    cuidate muchop
    besos..

    ResponderEliminar
  5. sigue por dios...perdona x no comentar ...lo k pasa es k no he tenido tiempo...xo prometo hacerlo + frecuentemente! ;)

    ResponderEliminar