miércoles, 11 de enero de 2012

"Cuando la vida te sonríe" Capítulo 23.

Alana y yo llegamos al hotel, yo subí corriendo a mi habitación, tenía que ir perfecta y no soloi por el hecho de que fuera Louis.
Entré en mi habitación y me puse a rebuscar entre mis cosas, allí tenía que tener algo que me sirviera. Cuando estaba buscando, me di cuenta de que no sabía exactamente que tipo de fiesta era, así que decidí llamar a Ed.
- ¿Carrie? ¿Qué pasa?
- No, nada, era solo para saber que tipo de fiesta es. No sé que ponerme...
- Ah, es una fiesta normal, ven con ropa de calle.
- Oye, por cierto..., como ya sabrás, los chicos son famosos y...
- No te preocupes, conozco a todos los que van y créeme que no habrá problemas.
- Perfecto. Nos vemos allí, entonces.
- Hasta la noche.
Volví a dirigirme a la maleta, todavía no la había deshecho y total, en los próximos días empezaría a llevarlo todo al piso.
- ¿Se puede? - era Alana.
- Sí, claro, pasa.
Me hice a un lado y Alana entró y se sentó en la cama, yo mientras, me volví a sentar en el suelo para rebuscar en la maleta.
- Carrie, ¿puedo hacerte una pregunta?
- Si no tiene nada que ver con Louis, sí.
- En cierto modo puede que sí...
La miré extrañada y me senté frente a ella.
- Habla, ¿qué pasa?
- No, ¿qué te pasa a ti?
- ¿A mí? Nada...
- ¿Qué quieres con Edward? ¿Vas a utilizarlo?
- ¿A utilizarlo? No, claro que no. Edward es solo un amigo, nada más.
- ¿Estás segura de que no lo haces para poner celoso a Louis?
- Ali, no te confundas, tanto Edward como Louis, son simplemente amigos. Y además, no entiendo por qué iba a poner celoso a Louis, él tiene una novia.
- Sobre eso...
- Déjalo ya, no quiero saber nada más. ¿Qué te vas a poner?
- Todavía no lo sé... ¿Me dejas algo?
- Con la condición de que me ayudes a encontrar algo para mí.
Las dos horas siguientes, Ali y yo, las pasamos buscando algo para ponernos esa noche, habíamos tardado menos si no fuera porque Alana no se conformaba con nada.
- Perfectas. -dijimos las dos a la vez frente al espejo.
Alana, había decidido llevar esto http://www.polyvore.com/cgi/set?id=42081270&.locale=es y yo esto http://www.polyvore.com/cgi/set?id=42081108&.locale=es.
- ¿Has avisado a tu madre? En el fondo me da pena quedarnos aquí...
- He estado pensando sobre eso...
- ¿No quieres quedarte?
- No, todo lo contrario, claro que quiero. Pero, podrían volver ellos solos a España y traernos el resto de las cosas y después, quedarse unos días aquí.
- Pero el trabajo...
- Pueden pedir una semana, no creo que se la nieguen... Además, mi madre no tiene trabajo...
- Bueno, podría ser... Entonces, ¿has avisado a tu madre de que salimos?
- No, ahora voy. ¿Nos vemos abajo?
- Sí, no tardarán en llegar.
Me despedí de Alana, y salí hacia el ascensor para bajar dos plantas e ir a la habitación de mi madre. Mi sorpresa fue, que cuando el ascensor se abrió, dentro estaba Louis.
- ¿Qué-haces-aquí?
- Te noto irascible, ¿qué pasa? ¿no te alegras de verme?
- No, la verdad es que no. ¿A donde vas?
Entré en el ascensor y me puse al lado de los botones de los pisos.
- He venido a buscarte.
- ¿A buscarme? Pensé que habíamos quedado abajo.
- Sí, pero tengo que hablar contigo un par de cosas...
- Vaya, yo contigo no tengo nada que hablar.
Pulsé el botón del piso de mis padres y el ascensor comenzó a bajar.
- No entiendo a que viene tu actitud.
- ¿Mi actitud? ¿Qué actitud? Siempre he sido así, igual es que no me conoces como piensas.
- Te conozco más de lo que tú piensas...
- Vaya por dios, ¿has estado espiándome todos estos años?
- ¿Qué pasa? ¿Te gustaría que lo hicieras?
- No, lo digo para tener excusas para ponerte una orden de alejamiento.
- Deberías ponérsela al tal Edward, no a mí. Lo he pillado mirando a donde no debía varias veces.
Me giré para mirarlo y él estaba haciendo exactamente eso, mirando a done no debía. Él se puso nervioso, se lo noté y yo empecé a reírme.
- Eres una infantil...
- Sí, por eso voy a despedirme de mi madre. Adiós.
La puerta se abrió y yo salí, pero él comenzó a perseguirme. Me paré en seco y giré sobre mí misma.
- Tomlinson, ¿a donde vas?
- A saludar a tu madre.
- ¿No te cansas?
- ¿De qué?
- De ser tan insoportable.
- La verdad es que nunca me lo he planteado...
- Deberías hacerlo.

4 comentarios:

  1. Me encanta! Que pervertido es Lou e.e
    Siguiente, siguiente juuuuuuuuuuu Siempre están igual JAJAJAJAJAJAJAJJAJAJ Que ganas de que fuckeeeen y se dejen de tonterías! JOJOJOJ

    ResponderEliminar
  2. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH ME ENCANTAA.
    No he podido comentar estos dias y tal poruqe he estado liada.. pero que sepas que sigo leyendo. Mee encanta, las dos novelas.

    ResponderEliminar
  3. Me ENCANTO! SEGUILA (: <3

    ResponderEliminar
  4. me encanta...
    por fis seguila....
    jejeje amo tu nove...

    ResponderEliminar