sábado, 17 de septiembre de 2011

Capítulo 33.

Estuve pensando hasta la hora de la cena lo que le diría a Mat, intentaría hacerme su amiga y no su novia y bueno, si decía delatarme, prefería perder a Alice antes que a Harry, y de todas formas, si Alice me quería como decía comprendería mi mentira y me seguiría queriendo igualmente.
Bajé a la cocina y todo estaba lleno de harina, había una chica junto a mi hermano riéndose.
- ¿Que ha pasado aquí?...y...¿quie es ella?
- Enanaaaa, mira ella es Clarise, Clarise ella es mi hermanita.
- Oh vaya, os parecéis mucho solo que uno con los ojos azules y la otra con los ojos verdes -dijo sonriéndome.
- Muchas gracias Clarise pero, ¿que hacéis?
- ¿No lo ves? ¡La cena! -dijo Louis tirándole harina en el pelo a Clarise
- Pues como no vayas a hacer "Clarise al horno" no lo veo... -dije riéndome
- Estamos preparando unas pizzas pero, tardaremos en acabar...
- ¡Sobre todo si tu hermano no se centra!
- Bueno, yo os dejo solos, ¡pero acabad! tengo hambre.
Cerré la puerta y me puse a saltar por el pasillo, mi hermano había encontrado una chica eso significaba que me estaría ausente todo el día y yo podría estar con Harry tranquilamente. Apareció Niall.
- ¿Que haces saltando? -preguntó riéndose
- Emmmmmm...¡HABÍA UNA ARAÑA! -dije subiéndome encima de él, lo que no esperaba es que se pusiera a gritar como una niña y a corretear, por lo que los dos caímos al suelo.
- ¡¿Que hacéis?! -preguntó Liam
- UNA ARAAAAAAAAAAAAAAAAÑA -gritó Niall y en ese momento no pude evitar reírme y Liam tampoco.
Liam tuvo que buscar la araña que obviamente no existía para que Niall volviera a bajar pero, como no la encontró tuvo que subirle la cena a su habitación.
Después de cenar, Louis acompañó a Clarise a su casa y Zayn y Liam fueron a jugar al baloncesto, Niall no se atrevía a salir de su habitación y Harry y yo nos quedamos solos en la cocina.
- Parece que estamos los dos solos...-dijo Harry acercándose por detrás mientras yo cogía un poco de zumo en la nevera.
- Eso parece...-me giró y nos quedamos prácticamente pegados, intenté besarle pero, él se apartó.
- ¿Ah sí? A mi ningún chico me aparta la cara -y me colgué de su cuello
- ¿Como que ningún chico? ¿Con cuantos has estado? ¡Si eres una enana!
- ¿Enana? ¡Pero si solo me llevas dos meses!
- Aaaaaaaaaaaah, tiempo suficiente para que seas una enana para mi.
- Ya, tienes razón...yo creo que deberías dejarme e irte con otra...
- Ya...pero como no hay otra...tendré que conformarme contigo...
- ¿Ah sí? Pues no quiero que te conformes conmigo.
Me escabullí y salí corriendo hacia mi habitación mientras me reía, él por supuesto, me seguía.
Llegamos a mi habitación y él me tiró en la cama y empezó a hacerme cosquillas. De repente paró y quedó encima mía, mirándome a los ojos, se acercó suavemente y me besó...

3 comentarios:

  1. Awww dios mio! me encanto! :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la novela :) Siguee! :D

    ResponderEliminar
  3. Awww por Dios es lo mas tierno que eh visto! Me encanta!

    ResponderEliminar