lunes, 19 de septiembre de 2011

Capítulo 42.

Me asusté, desde la vez de mi casa no había vuelto a saber nada de él.
- ¿Que quieres? -dije separándome.
- Nada, hablar contigo y explicarte lo de la otra noche.
- Ahora no puedo, me están esperando -lo único que quería era huir, y no estar completamente sola en medio de la calle con él.
- Escúchame, por favor. -dijo agarrándome el brazo.
- Rápido, tengo prisa y se me está haciendo muy tarde.
- Verás...me gustas mucho, aquel día salí a beber para olvidarme de ti pero, no puedo, eres especial...
- Lo siento, no me gustan los mentirosos y mucho menos, que entren en mi casa como ladrones.
- ¿Mentiroso?
- Te has inventado que estoy con Harry y se lo has dicho a Alice, casi estropeas mi amistad con ella y destrozas la banda de mi hermano, no tengo nada más que hablar contigo. -hice un gesto soltando su brazo y me di la vuelta pero, volvió a agarrarme.- suéltame o grito.
- ¿Y quien va a escucharte? Si estamos solos -cada vez me daba más miedo.
- Mat, no tiene gracia, suéltame.
Como no me soltaba le di una patada y salí corriendo pero, no tardó en levantarse y venir detrás de mi, llegué a la puerta de mi casa, timbré y me abrió mi hermano, me avalancé sobre él cerrando la puerta.
- Eh, ¿que pasa enana? -dijo serparándome y mirándome con preocupación.
Le intenté contar todo pero, no fui capaz, los nervios me entrecortaban y solo era capaz de decir palabras sueltas lo cual, preocupaba cada vez más a mi hermano.
Me llevó a la cocina y me preparó un chocolate para que me relejara y me tranquilizara. Después escuchamos que alguien llamaba a la puerta.
- Lou, no abras sin mirar quien es, por favor.
- Pero, ¿que es lo que pasa? Voy a mirar cuando vuelva quiero que me lo cuentes todo.
Fue a mirar y eran Liam y Zayn que se habían olvidado las llaves. Lou, volvió a la cocina y ellos lo siguiron.
- ¿Estás bien? -me preguntó Liam- ¿que ha pasado?
- No lo sé, no es capaz de contármelo -interrumpió Louis.
- Fue Mat...-dije yo.
- ¿Que? ¿Que te ha hecho? -dijo Lou
- Me ha seguido y no me dejaba irme.
- Pero, ¿te ha hecho daño?
- No, no me ha hecho nada porque como no me soltaba, le di una patada y salí corriendo pero, creo que me seguía...-como estaba muy nerviosa no pude evitar llorar.
- Ven aquí -me abrazó Louis.
Liam y Zayn salieron a dar una vuelta por los alrededores de la casa pero, Mat no estaba.
Cuando llegaron Harry y Niall, todos nos fuimos a nuestras habitaciones no sin antes cerrar todo.
Tenía miedo y no quería dormir sola así que, fui a la habitación de Louis.
- ¿Puedo dormir contigo?
- Claro enana -me hizo un hueco y yo lo abracé.
A la mañana siguiente me despertaron unos ruidos en la planta de abajo, Louis seguía durmiendo así que no lo molesté y bajé.

1 comentario:

  1. OH MY GOD *-* VAYA OBSESIÓN t_t
    ME ENCANTA, SUBE PRONTO :3.

    ResponderEliminar